jueves, 1 de noviembre de 2012

Visita Numancia, Soria y la empresa Fico Mirrors


El día 25 de noviembre algunos alumnos de 1º y 2º de bachillerato, de las asignaturas economía y latín visitamos el yacimiento arqueológico de Numancia, la ciudad de Soria y la empresa dedicada a la producción de retrovisores Ficosa.
A las 8 de la mañana salimos hacía el Cerro de La Muela donde se encuentran los yacimientos históricos de Numancia y llegamos sobre las 10, una vez allí visitamos los diferentes elementos del yacimiento arqueológico de Numancia : los cimientos de las casas y las calles, la situación de los campamentos romanos, las reconstrucciones de las casas, y finalmente las armas y escudos que usaban en la época, todo esto acompañados por un guía.


Tras esto nos dirigimos a un polígono en Soria a ver la empresa Ficosa a la que solo íbamos los alumnos de economía y los demás compañeros fueron a visitar un museo en Soria. Fuimos a una sala de conferencias donde nos recibió el director de recursos humanos (RRHH) y nos explicó por encima la organización, y las cifras de la empresa que empezaron a bajar a partir de 2008 con la crisis económica y que en 2012 parecía empezar a recuperarse. La empresa se encuentra por toda España y cada una fabrica una parte para los coches; la que nosotros vimos era Fico Mirrors Soria que se encargaba de hacer retrovisores que eran bastante completos, con calefactor, algunos eléctricos otros manuales ...  También nos explico que para cada coche era un modelo de retrovisor diferente y hacían retrovisores para  Seat ,Volkswagen, Fiat ...


Tras la breve pero completa introducción del director de RRHH nos dieron unas batas blancas para proceder a visitar la fábrica. Primero nos dividieron en grupos de 6-7 personas con un acompañante aparte del profesor y un guía por sección, y cada uno iba visitando las cuatro diferentes secciones de la fábrica. Nuestro grupo lo primero que visitó fue la sección de pintura en la que primero bajaban las piezas de una cinta del plástico o eran transportadas por unos operarios  a la planta, entonces se metían en una zona donde eran limpiados por unas máquinas, después en otra unos robots pintaban los retrovisores, después se les echaba otra capa de pintura blanca que servía para el brillo y finalmente se barnizaban. Tras cada proceso se metían los retrovisores en unos hornos a diferentes temperaturas cálidas excepto tras el último proceso en el que la temperatura era fría. Al finalizar estos procedimientos   pasaban por unas cintas y eran descargados por los operarios a otra cinta en el que los trabajadores observaban si no tenían ningún error o deformación y se empaquetaban o desechaban.


Después visitamos la parte de montaje, en la que nos enseñaron como se montaban los diferentes retrovisores, las diferentes partes de las que constaba y los diferentes modelos que fabricaban para los diferentes coches. Había una gráfica en la que marcaban si el progreso era bueno(verde), medio(amarillo) o malo(rojo), solo había uno rojo y tres o cuatro amarillos la mayoría eran verdes y arriba ponía una frase que decía : "Si no eres parte de la solución eres parte del problema".

A continuación vimos la parte de inyección en la que se fabricaban las piezas de metal que van por el interior del retrovisor y lo unen con el coche y con el cristal.Primero ponían unos lingotes de aluminio en un horno, luego se ponía el aluminio fundido en un molde y se enfriaba, tras esto una máquina llevaba las piezas por una cinta y acababan cayendo en un gran recipiente cuadrado, en el que el operario cogía las piezas y las limaba una a una.


Finalmente vimos la zona de plásticos en la que se fabricaban las diferentes piezas de plástico que contiene el retrovisor a través de una especie de bolas de plástico que se fundían en unos hornos y se ponía el resultado de la fundición en un molde para hacer las diferentes piezas. Para culminar la visita a la empresa nos obsequiaron con una pequeña y manejable radio y nos hicimos unas fotos todo el grupo de economía. Después a las dos nos dejaron tiempo libre para comer y descansar. Y a las cuatro nos reunimos de nuevo en la plaza de toros, que era el punto de encuentro.



Tras esto fuimos a visitar : 

Monasterio de San Juan de Duero



Los Arcos de San Juan de Duero



La Ermita de San Saturio




Paseo de San Saturio





Tras finalizar este gran viaje a la bonita ciudad de Soria, ciudad que inspiró al gran poeta español Antonio Machado, algo que se comprende tras visitar la ciudad y ver el Duero nos dispusimos a regresar a Zaragoza, adonde llegamos a las ocho.

Mejor Resumen elaborado por el alumno Nagash Diallo

No hay comentarios:

Publicar un comentario